Hay un buen número de razones por las que se incurre en el gasto de embalaje, las cuales pueden ser para:

  • Facilitar el almacenamiento y el manejo
  • Promover una mejor utilización del equipo de transporte
  • Brindar protección al producto
  • Promover la venta del producto
  • Cambiar la densidad del producto
  • Facilitar el uso del producto
  • Proporcionar valor de reutilización para el cliente

El embalaje protector es una dimensión particularmente importante del producto para la planeación logística. En muchos aspectos, el embalaje es el foco de la planeación, con el producto mismo como segundo tema. El empaque es el que tiene la forma, volumen, el peso.

Las consideraciones logísticas del diseño de embalaje pueden ser importantes para que marketing alcance sus objetivos. Controlar la densidad del producto puede ser crítico para el éxito de un producto.

EJEMPLO:

Johnson & Johnson identifico un mercado importante entre mujeres para un producto contra la incontinencia. Mediante la tecnología desarrollada para pañales, Johnson & Johnson creo Serenity, un producto como una taza en forma de bote, empacado en cajas de 12 o 24 unidades. Cuando el personal de marketing reviso el producto, la preocupación fue que su naturaleza voluminosa limitaría las ventas. El producto tendría que competir con un espacio restringido en los anaqueles de las tiendas minoristas, causando frecuentes desabastecimientos; además, su exposición para las clientas estaría limitada. El personal de logística llego con la respuesta: Cambiar la densidad del producto. Doblando el producto por la mitad y después plegándolo en una bolsita pequeña, el tamaño de la caja resultante fue menos de la mitad de sus dimensiones anteriores. No solo satisfizo la preocupación de marketing sobre el espacio en anaquel, sino que también ahorro en costos de almacenamiento, transporte y embalaje.