Según Juran, un producto es consecuencia o resultado de una actividad o proceso. El producto está compuesto de una parte física y de una parte intangible, que juntas conforman lo que se llama la oferta total del producto de una empresa. La porción física de la oferta del producto se compone de características como peso, volumen y forma, así como peculiaridades, desempeño y durabilidad. La parte intangible de la oferta del producto puede ser un apoyo después de la venta, la reputación de la compañía, al comunicación para suministrar una información correcta y a tiempo (por ejemplo, seguimiento del envío) flexibilidad para satisfacer las necesidades individuales de los clientes y posibilidad de recuperación para rectificar errores. La oferta total del producto de una compañía será una mezcla de las características físicas y de servicio.

Las características más importantes del producto que influyen en la estrategia de la logística son:

Relación Peso – Volumen 

La relación del peso con el volumen de un producto es una medida particularmente significativa ya que los costos de transporte y almacenamiento están directamente relacionados con ellos. Los productos más densos tienden a generar mayores costos en cuestión de transportación y almacenamiento a comparación de los productos poco densos.

Relación Valor – Peso

Los productos que tienen bajas relaciones de valor-peso (por ejemplo, carbón, mineral de hierro, bauxita, arena, etc.) también tienen bajos costos de almacenamiento pero altos costos de movimiento como porcentaje de su precio de venta. Los costos de manejo de inventario se calculan como una fracción del valor del producto. Un bajo valor del producto significa un bajo costo de almacenamiento, dado que los costos de manejo de inventario son el factor dominante en el costo de almacenamiento.

Las empresas que tratan con productos de baja relación valor-peso frecuentemente intentan negociar tarifas de transporte más favorables. Si el producto tiene alta relación valor-peso, una reacción típica es minimizar la cantidad de inventario mantenido.

Sustituiblidad

Cuando los clientes encuentran poca o ninguna diferencia entre el producto de una empresa y los de los proveedores de la competencia, se dice que los productos son altamente sustituibles. Es decir, que el cliente está muy dispuesto a tomar una marca de segunda opción cuando la primera no está disponible de inmediato.

Una mejora en el transporte y tiempo de entrega de los productos es una alternativa para reducir las ventas perdidas “sustituibilidad”.

Características de riesgo

Estas características del producto se refieren a aspectos como si son perecederos o no, si son inflamables o no, el valor, la tendencia a explotar y la facilidad de ser robados. Cuando un producto muestra alto riesgo en uno o más de estos aspectos, simplemente fuerza a ciertas restricciones en el sistema de distribución. Tanto los costos del transporte como los de almacenamiento son más altos en costos absolutos y como porcentaje del precio de venta.